Ojo seco

Me llora el ojo pero mi oftalmólogo dice que tengo el ojo seco, ¿cómo es posible?

El lagrimeo es un problema muy frecuente, y aunque no suele comportar gravedad en ocasiones es muy molesto y puede dificultar actividades cotidianas como leer o conducir, y provocar también problemas de tipo social.

Las lágrimas se producen constantemente en los ojos, ¡cosa muy necesaria para mantener la salud ocular! Pero en condiciones normales tienen que eliminarse a través de unos conductos que forman la vía lagrimal, hasta terminar drenando a la nariz, ¡eso es! las lágrimas acaban en la nariz, y de ahí a la garganta, nos las vamos tragando… ¿te has preguntado alguna vez por qué cuando lloramos se nos tapa la nariz y moqueamos?

El aumento de lágrimas en los ojos puede deberse a múltiples razones, si intentamos simplificar, podemos tener un aumento en la producción de lágrimas o una dificultad en la eliminación de las mismas. Imaginemos que el sistema es como el de un grifo abierto, si abrimos el grifo anatomia_via_lagrimal-detalledemasiado el agua puede rebosar, pero si mantenemos el grifo abierto de manera normal y cerramos el tapón, también tendremos el agua rebosando.

Pues bien, aumentos de producción de lágrimas (grifo muy abierto) podemos tener el caso de inflamación ocular como conjuntivitis, entrada de cuerpos extraños en el ojo, blefaritis, mala calidad de la lágrima… estas dos últimas son las que a veces causan confusión, ya que se
engloban dentro del concepto de ojo seco (concepto demasiado simple y algo obsoleto por cierto) y es que si nuestra lágrima, a pesar de ser abundante, no tiene buena calidad, nuestro ojo se sentirá seco aun sin estarlo, ¿y qué es lo único que sabe hacer este pequeño maravilloso órgano como respuesta? ¡Pues producir más lágrima! Que sigue siendo de mala calidad, así que ya tenemos un círculo vicioso establecido que habrá que romper con el uso de ciertos tratamientos, y sí, tu oftalmólogo lleva razón, aunque quizás podría haberse explicado mejor, tienes “ojo seco” y necesitas entre otras cosas tratamiento con lágrimas artificiales.

Para terminar volvamos al símil del llanto, verdad que después de llorar (aparte del moqueo mencionado) los ojos se ponen rojos, irritados, resecos… ¡y no será por falta de cantidad de lágrima! Lo que ocurre es que esas lágrimas tienen mala calidad, y por muchas que haya no lubrican bien el ojo, así tendremos otra forma de “ojo seco”, que ya todos estamos de acuerdo es mejor llamar, disfunción lagrimal o disfunción de la superficie ocular.

Acerca del autor:

4 comentario

  1. Aura Violeta Lima

    mi oftalmólogo me hizo una operación de abrirme los lagrimales, por el lagrimeo que presento. pero me sigue el lagrimeo constante, y molesto ademas doloroso.que puedo hacer? estoy

    tomando omega 3 6 9 tengo 15 dias de haber empezado, y un colirio de Systane ultra, cada cuatro horas, gracias por su atención. puede darme su opinión por favor.

    1. Dr. Santiago Ortiz

      Buenos días Aura Violeta,
      Antes de nada agradecerle su comentario.
      El dr. Santiago Ortiz se ha puesto en contacto con usted vía email para poder darle una mejor respuesta.
      Si tiene cualquier duda o quiere comentar alguno de los artículos, estaremos encantados de que comparta sus experiencias.
      Un saludo

  2. Yo ya no se que hacer vivo en el campo y no puedo manejar….mis ojos no parsn de llorar???? Uso todo lo que me dio el oftalmólogo… y sigo peor!!!!! Ayuda por favor

Deja un mensaje

EMPIEZA A ESCRIBIR Y PRESIONA ENTER PARA BUSCAR